Divertículo de Meckel

El aparato digestivo es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso y anexos como el páncreas) encargados del proceso de la digestión, es decir, de transformar los alimentos que ingerimos para que puedan ser absorbidos y utilizados por todas las células del organismo. Una parte de ese largo tubo es el intestino delgado, que se encuentra entre el estómago y el intestino grueso o colon. Es muy largo: mide entre 5 y 7 metros en condiciones normales. Es lógico que sea tan largo, a lo largo de él es donde se absorben la mayoría de los nutrientes. Anatómicamente está formado por tres segmentos: el duodeno, el yeyuno y el íleon, situados de forma descendente, siendo el íleon el más largo. Todo ese tubo lo llevas sin darte ni cuenta dentro del abdomen, todo muy bien comprimido para ocupar el mínimo espacio.



Divertículos y el Divertículo de Meckel

Un divertículo intestinal es una evaginación o protuberancia de la pared del intestino. Los divertículos pueden ser congénitos (se nace con ellos) o adquiridos después del nacimiento. En concreto el llamado Divertículo de Meckel es del tipo congénito porque se produce por la persistencia del conducto onfalomesentérico. Este conducto aparece en los fetos comunicando el saco vitelino y el intestino delgado. Se debe cerrar durante la gestación, pero a veces no lo hace. Si este es el caso, una de las complicaciones que puede formar es el Divertículo de Meckel, una especie de pequeño tubo hueco que protuye desde el interior del intestino delgado correspondiéndose con la parte del conducto onfalomesentérico que entraba en el intestino. En cierto modo se parece al apéndice al ser como un tubito, pero se diferencia en que el apéndice sale desde el colon y lo tenemos todos, mientras que el divertículo de Meckel sale del intestino delgado y solo lo tienen unos pocos.
















La histología, es decir, las células que lo forman también son peculiares. En un 60% de los casos las células que forman el divertículo no son células intestinales, sino que son gástricas (60%) o pancreáticas. Esto va a tener una gran importancia en alguno de los síntomas que puede provocar, como veremos después.

Algunos datos epidemiológicos e históricos

El divertículo de Meckel es la malformación congénita más común del intestino delgado, pero pese a esto es poco frecuente: lo tiene alrededor del 2% de la población. Y que dé síntomas es todavía más infrecuente. Lo normal es que el paciente viva su vida con normalidad y ni se entere que lleva este divertículo en el intestino. A veces, si se hacen estudios radiológicos u operaciones por otros motivos el médico se lleva la sorpresa de encontrar un Meckel asintomático. En el 90% de los pacientes se encuentra en el último metro del íleon, antes de que empiece el colon.

El divertículo de Meckel fue descubierto por William Fabry (1560 - 1634) en el año 1598. William Fabry fue el padre de la cirugía científica alemana y publicó un libro en 1641 titulado Observationum et Curationum Chirurgicarum Centuriae, donde recopilaba una gran cantidad de interesantes casos médicos y quirúrgicos.

Sin embargo, el nombre del divertículo se debe a otro insigne cirujano: Johann Friedrich Meckel (1781-1833). Meckel fue el que determinó el origen embriológico, es decir, la persistencia del conducto onfalomesentérico del divertículo. Meckel fue un gran médico cirujano alemán que tocó las áreas de la anatomía, ginecología, obstetricia, teratología y embriología. Fue discípulo del naturalista francés George Cuvier, uno de los fundadores de la anatomía comparada (estudiar anatomía observando las partes comunes que tenemos, por ejemplo, los mamíferos) y un gran paleontólogo, padre de la teoría del catastrofismo.

¿Cómo nos enteramos de que tenemos un Meckel?

Como ya dijimos, lo normal es que sea asintomático, que no produzca ningún problema. Si no haces alguna prueba radiológica que lo ponga de manifiesto nunca te enterarás. Pero a veces se complica, ocurre algo en el divertículo que provoca síntomas y complicaciones. Es más frecuente que esto ocurra antes de los 10 años, después, conforme uno va creciendo las complicaciones se van haciendo más raras. ¿Y cómo se puede complicar? Pues con obstrucción intestinal, hemorragia y diverticulitis.

En la obstrucción intestinal el intestino se paraliza y el alimento no puede continuar, es un cuadro bastante grave que requiere intervención quirúrgica urgente. Esta es la complicación más frecuente en adultos. La diverticulitis es la inflamación del divertículo y se produce en torno al 20% de los pacientes con complicaciones. Forma un cuadro difícil de diferenciar de la apendicitis aguda, al generar un dolor muy similar. 

A veces el sangrado se produce en relación a una úlcera péptica estomacal, aunque el estómago esté perfectamente sano. Es curioso. Antes dijimos que el divertículo puede estar formado por células gástricas, es decir, a efectos prácticos es como si hubiese un pequeño estómago en el divertículo. La causa de esto parte de las células troncales (o células madre) que van formando los órganos durante la gestación. Es curioso, se puede producir una úlcera "gástrica" en el divertículo de Meckel, con lo cual producirá síntomas similares a las úlceras, entre ellos la hemorragia. Existe una purueba llamada gammagrafía que utiliza un isótopo del Tecnecio para localizar este tejido gástrico ectópico. La hemorragia también se puede producir aunque no haya úlcera, por ejemplo si, como un calcetín se dobla hacia el interior del intestino. De hecho en niños menores de 2 años el divertículo suele saltar a la luz a través de una hemorragia.

Una complicación más infrecuente es la Hernia de Littre, una hernia inguinal cuyo contenido es el divertículo de Meckel.

Tratamiento

En general, y aunque esto ha creado una sana discrepancia científica, podemos decir que si el divertículo se encuentra asintomático no es necesario operar. Sólo se quitaría en niños o aprovechando que se encuentra por casualidad durante una operación quirúrgica en el abdomen.

Si provoca síntomas o complicaciones hay que extraerlo, extirpándolo solo o con un pequeño fragmento de intestino. La operación se conoce como diverticulectomía. El sufijo -ectomía significa en medicina "extirpación quirúrgica".


NOTA:
Si te ha parecido interesante puedes difundirlo en Menéame a través de este enlace.

ENLACES:
BIBLIOGRAFÍA:
  • Varios autores. Schwartz. Principios de Cirugía. Mc Graw Hill. 8ªEdición.
  • J. F. Meckel. Über die Divertikel am Darmkanal. Archiv für die Physiologie, Halle, 1809, 9: 421-453.
  • Omar M Rashid, Joseph K Ku, Masayuki Nagahashi, Akimitsu Yamada, and Kazuaki Takabe. Inverted Meckel's diverticulum as a cause of occult lower gastrointestinal hemorrhage. World J Gastroenterol. Nov 14, 2012; 18(42): 6155–6159.
  • Emre A, Akbulut S, Yilmaz M, Kanlioz M, Aydin BE. Double Meckel's diverticulum presenting as acute appendicitis: a case report and literature review. J Emerg Med. 2013 Apr;44(4):e321-4.
  • Yang WC, Chen CY, Wu HP. Etiology of non-traumatic acute abdomen in pediatric emergency departments. World J Clin Cases. 2013 Dec 16;1(9):276-284.
IMÁGENES: