El Dr. House ayuda a salvar una vida

La prestigiosa revista médica The Lancet acaba de publicar un artículo muy curioso. House MD era una serie estadounidense con un peculiar protagonista: Un médico caracterizado por su megalomanía mezclada con un poco de misantropía y una absoluta (y a veces necesaria) falta de respeto hacia sus superiores, colegas y pacientes. Agitas este perfecto cóctel televisivo y le añades un poco de dependencia a los calmantes y te preguntas por qué no lo despedían. Pues porque además este personaje es capaz de resolver los diagnósticos médicos más difíciles. Como un moderno Sherlock Holmes licenciado en Medicina, House diagnostica a los pacientes que otros médicos habían dado por imposibles.



The Lancet publica la siguiente historia: En mayo de 2012 ingresó en una clínica alemana especializada en diagnósticos difíciles un hombre de 55 años con insuficiencia cardíaca (el corazón no es capaz de bombear toda la sangre que debería), ceguera y sordera casi completas, fiebre de origen desconocido, hipotiroidismo (la glándula tiroides no produce sus hormonas o éstas no funcionan allá donde deberían hacerlo) y esofagitis por reflujo. Los ganglios linfáticos mediastínicos (el mediastino es un compartimento anatómico situado en el centro del tórax, entre los pulmones, por detrás del esternón) y los de su cadera izquierda estaban inflamados. Su historia clínica no era relevante. El único dato era la sustitución, como tantísima gente en el mundo, de ambas caderas por prótesis de cerámica hacía bastantes años. Una de las prótesis, la izquierda, volvió a ser cambiada quirúrgicamente en 2010 al haberse roto. En esa ocasión le colocaron una nueva prótesis de metal polietileno. Los médicos ya habían descartado las principales causas para sus síntomas. Y el paciente seguía empeorando.

Los problemas comenzaron un año antes de que ingresase en esta clínica, es decir, poco después de la operación de recambio de prótesis. Lo que hizo sospechar a los médicos que algo ocurría con esa prótesis es que los ganglios izquierdos de la cadera estaban inflamados. Buscando una posible enfermedad que agrupase todos los síntomas, los facultativos, como cuentan en primera persona en el artículo, recordaron un episodio de la serie House MD que utilizaban con fines docentes (temporada 7, episodio 11). La madre de Cuddy tiene un problema de corazón y varios síntomas aparentemente inconexos. El doctor House llega a la conclusión de que la mujer sufre una intoxicación por cobalto debida a una prótesis de cadera defectuosa.

Hay que obtener evidencias que confirmen la hipótesis diagnóstica. Al paciente se le realizó una radiografía de cadera para ver la prótesis y una analítica de sangre para medir los niveles de cobalto y cromo (componentes de la prótesis). La radiografía mostró una miositis osificante (el músculo se inflamaba como consecuencia de la prótesis metálica). La analítica confirmó que ambos metales estaban aumentados en sangre. El diagnóstico estaba confirmado.


El tratamiento consistió en reemplazar quirúrgicamente la prótesis afectada. Se corrigió la inflamación linfática, la fiebre, el hipotiroidismo y la esofagitis. La función cardíaca mejoró levemente y se mantiene a raya gracias a la implantación de un desfibriliador automático. Por desgracia la sordera y ceguera apenas mejoraron.

La intoxicación por cobalto es de sobra conocida en Medicina como causante de cierto tipo de miocardiopatía secundaria (una miocardiopatía es una enfermedad cardíaca debida a una afección del miocardio, el músculo del corazón). El cobalto mezclado con cromo y molibdeno es utilizado en prótesis por su gran estabilidad. A veces, cuando existe una mala colocación, problemas técnicos en el metal o fragmentación puede producirse una exposición al cobalto que cause una intoxicación. Existen casos documentados, pero todavía la causalidad no está bien establecida.

Nota: Si te ha parecido interesante puedes difundirlo en MNM a través de este enlace.

BIBLIOGRAFÍA:
  • Kirsten Dahms,Yulia Sharkova MD,Peter Heitland PhD,Prof Sabine Pankuweit PhD,Prof Dr Juergen R Schaefer MD. (2014). Cobalt intoxication diagnosed with the help of Dr House. The Lancet - 8 February 2014 ( Vol. 383, Issue 9916, Page 574 ). DOI: 10.1016/S0140-6736(14)60037-4
  • Cameron J. Gilbert; Angela Cheung; Jagdish Butany; et al. (2013). Arthroprosthetic Cobaltism and Cardiomyopathy. Canadian Journal of Cardiology. Volume 29, Issue 5, May 2013.
  • Farreras Valentí, P; Rozman, C; et al. (2012). Medicina Interna. Elsevier Science. XVII edición.
ENLACES:
Imagen 1: Dr. House
Imagen 2: Prótesis de cadera. http://bit.ly/1d5UNyz