30 de noviembre de 2013

Si los superpoderes fuesen reales... Super fuerza


Es prácticamente un tópico de los cómics el que un superhéroe salve a una persona en caída libre con sus brazos. Si quieres rescatarla con vida y además seguir salvando al mundo y no acabar aplastado, tienes que contar un una gran fuerza, digamos que deberías parecerte físicamente más a Schwarzenegger que a Woody Allen.

Pero ojo, no nos confiemos, unos brazos de hierro no son suficientes para la tarea del héroe. Puede que detengan la caída de la víctima, pero ni mucho menos eso le beneficia en algo: no hay diferencia significativa entre sus brazos y el, no menos duro, pavimento.

Veamos por qué:


ENLACES: