Christopher Hitchens (1949-2011)



Conocí a un ser extraño... No era infiel
[ni creyente,
no era humilde ni rico, ni aceptaba la duda,
ni acataba la ley, ni a Dios amaba. Pero,
¿es posible que exista persona semejante?

Rubaiyat, Omar Kheyyam

El prolífico periodista, escritor, crítico literario, orador, polemista y ateo Christopher Hitchens, considerado uno de los intelectuales más influyentes de la segunda mitad del siglo XX ha fallecido ayer víctima de una complicación (pneumonía) del cáncer de esófago que padecía. Ayer, 15 de diciembre, se apagó para siempre la gran voz de Christopher Hitchens.

Si algo puede caracterizarle es que decía y escribía lo que pensaba. Destrozó a Dios y a los que creen que tienen a Dios de su lado en su libro Dios no es Bueno y convirtió la antología de textos antiteístas Dios no Existe, en un manual sobre la no creencia. Decía lo que pensaba de la política y los políticos, de la corona británica (a la que atacó especialmente), de la hipocresía de la sociedad... Escribía con la voz de la razón, de la lógica, del humanismo y del humor, ese cáustico e inteligente humor con el que hacía pedazos los argumentos de sus oponentes. Ninguna hipocresía, ningún oscurantismo se salvó de las mordaces críticas de este gran periodista, filósofo, ateo y humanista.

Sus libros han influido mucho en mi vida. Gracias. Me gustaría terminar con una emocionante charla de Christopher Hitchens cuando ya había sido diagnosticado de cáncer. Sencillamente magnífica:



Adiós, gran voz. Gran voz de la razón, de la humanidad, de humor. Gran voz contra la hipocresía, contra la hipocresía, contra el oscurantismo y la pretensión, contra todos los tiranos incluyendo a Dios. Adiós, gran guerrero. Usted estaba en una trinchera, Hitch, y no se inmutó. Adiós, gran ejemplo para todos nosotros.
Richard Dawkins sobre la muerte de C. Hitchens

ENLACES: