El meme de la semana: Charles Darwin

Entonces no abrigaba la menor duda sobre la verdad estricta y literal de cada palabra escrita en la Biblia, no tardé en convencerme de que nuestro credo debía ser aceptado plenamente. Nunca se me ocurrió pensar lo ilógico que era decir que creía en algo que no podía entender y que, de hecho, es inteligible.
Charles Darwin