12 de septiembre de 2011

Las Celestinas

La Celestina es una conocida obra de la literatura española, escrita por el bachiller Fernando de Rojas, en la cual se narra el amor y la tragedia que rodea a Calixto y Melibea; influenciados por los tejemanejes de una alcahueta, la vieja Celestina. Una de las obras cumbres de la literatura española.

Pero salgamos brevemente del fascinante mundo literario y entremos en el -todavía más fascinante- mundo de la ciencia. La ciencia también tiene “celestinas”, por lo general menos conocidas. Junto a la de Fernando de Rojas tenemos la celestina, un ave de color azul y amarillo con un impresionante canto. Otra celestina es la planta de nombre científico Ceratophyllum demersum y también conocida como ceratófila que encuentra sumergida en canales y lagunas y es muy usada en acuarios para oxigenar el agua. Aún tenemos más. El planeta telescópico nº 237 descubierto por el astrónomo austríaco J. Palisa también se llama Celestina.

En mi pequeña colección de minerales también hay sitio para una celestina. Se conoce como Celestina a un mineral de sulfato de estroncio, de fórmula SrSO4, cristalizado que aparece asociado con sal gema, yeso, y en depósitos de azufre y piedra caliza. Se usa en la preparación de nitrato de estroncio para fuegos artificiales, balas trazadoras y diversas sales para ayudar a refinar el azúcar de remolacha.


Si alguna vez te preguntan si has leído la Celestina, responde no sólo que has disfrutado leyéndola, sino que ¡también la has escuchado cantar, has visto a peces comer de ella, la has cerrado en tu puño y la has observado por un telescopio!

BIBLIOGRAFÍA:
  • Casalderrey, M.L. (2005) Rincón Abierto. La voz de Galicia.
ENLACES:

0 comentarios:

Publicar un comentario