Inducción en Alicia en el país de las maravillas

Dos de los procedimientos lógicos más conocidos son la deducción y la inducción. La deducción consiste en extraer de afirmaciones generales otras afirmaciones particulares, que derivan necesariamente de las primeras. La inducción es  sacar conclusiones generales a partir de datos particulares, al revés. La inducción es muy útil para el método científico, sin duda, pero puede llevarnos a conclusiones erróneas, derivadas de no tener en cuenta todos los factores. No siempre podemos estudiar cada caso en particular. 
Lewis Carroll, en Alicia en el país de las maravillas escribe este fragmento, que nos alerta de los errores de la inducción:

[…] al verse mojada, lo primero que se le ocurrió es que había caído de alguna manera en el mar, “y en ese caso podré volver a casa en tren”, se dijo Alicia (que había ido a la playa una sola vez en su vida y había llegado a la conclusión general de que fuera uno a donde fuera en la costa inglesa, ésta estaba llena de casetas de baño en el mar, de niños cavando con palas en la arena, una hilera de casas al borde de la playa y, detrás, una estación de ferrocarril). Sin embargo pronto dedujo que donde estaba en realidad era en el charco de lágrimas […]

La inducción es muy útil, pero limitada.

BIBLIOGRAFÍA:
  • Carroll, Lewis. Alicia en el país de las maravillas. Alianza Editorial, 4ª Ed. 2010.