24 de julio de 2011

Fundamentalismos. Por desgracia.

Alguna reflexión sobre el reciente atentado en Noruega. La religión y la intolerancia ha vuelto a matar. Sí. Puede parecer una terrible afirmación, pero en el fondo es esto. El verdadero asesino es el sujeto que, en principio, cometió esa barbarie. Pero se declaraba "profundamente Cristiano" como puede verse en su facebook, lo cual en principio no importaría mucho, al igual que si un ateo comete un crimen, este no estaría motivado por su ateísmo. Pero en este caso es diferente. Lo hizo para reafirmar sus creencias tanto cristianas como xenófobas. La cuenta de Twitter del sospechoso sólo tiene un mensaje, una cita: "La fuerza de una persona que tiene una creencia es igual a la de 100.000 que sólo tienen intereses".



La mayoría de los creyentes cristianos piensan, no sé muy bien por qué, que los actos terroristas en nombre de la religión únicamente quedan relegados a otras religiones, según ellos equivocadas o incluso más atrasadas. Esto es lo que suele pensar un cristiano medio:

- ¡Ja! Mira esos musulmanes que no toman cerdo o esos hindúes que no matan vacas. Esos que se estrellan contra edificios o hacen guerras santas. Nosotros los cristianos no hacemos esas tonterías. Nosotros hacemos cosas coherentes. Nosotros vamos a misa, nos levantamos y nos sentamos continuamente mientras escuchamos al sacerdote, comemos un cacho de pan reseso que es el cuerpo de nuestro Dios, creemos, lógicamente, que un carpintero de hace 2011 años es el propio Dios. Nuestro Dios, que por cierto nos ayuda en las cosas buenas que nos pasan, porque él nos ama. Sin embargo las cosas terribles que nos pasan no son culpa suya, a pesar de ser omnipotente. Nosotros no comemos carne los viernes de cuaresma, pero ojo, el resto del año si. Nuestras costumbres son mejores. Por qué preguntan algunos. ¡Ja!, la respuesta es obvia, ¡porque si!

Desgraciadamente esto es lo que piensan la mayoría de los cristianos de las otras religiones, y viceversa, claro. En este artículo voy a criticar una de esas cosas: Ellos comenten asesinatos y guerras santas, nosotros no. Eso es falso. El Cristianismo, en concreto el catolicismo, ha matado a tantas personas o más, a lo largo de la historia, que los musulmanes (por mencionar una religión). El Cristianismo ha matado desde sus orígenes. Puede que el cristianismo en sus inicios fuese perseguido y sus creyentes asesinados por las autoridades romanas, aunque también hay motivos para dudarlo, entre otros porque los romanos habían respetado todos los cultos tanto monoteístas como politeístas y porque las únicas fuentes históricas de las que disponemos nos llegaron a través de la iglesia (acerca de esto recomiendo leer Tratado sobre la tolerancia de Voltaire). Pero cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo, este fue declarado la religión oficial del estado y las tornas cambiaron. Los paganos fueron perseguidos brutalmente y obligados a convertirse. La marea de conversión forzosa terminó extendiendo el cristianismo por toda Europa. Más tarde en América. Cuando sucedió la Reforma luterana, los papas mataron y torturaron a miles de protestantes como en la matanza de San Bartolomé.

Luego están las cruzadas en las que Cristianos y Musulmanes se enfrentaron, porque estos últimos también querían (y quieren) extender sus creencias. Los Cristianos odiaban profundamente a los Musulmanes y viceversa, por el echo de que creen cosas diferentes. La gente que cree una cosa está dispuesta a hacer la guerra contra los que creen cosas ligeramente distintas, de manera que se podrá pensar que tienen muy buenas razones -evidencias- para creer lo que creen. Lo cierto es que no. Ninguna de las dos religiones tiene la más mínima prueba de que su Dios existe. Sin embargo ambas tienen millones de seguidores, que defienden (algunos hasta la muerte, o hasta el asesinato) sus creencias. Creencias que sólo son eso: creencias.

El sujeto que, presumiblemente, ha cometido los atentados en Noruega se llama Anders Behring Breivik y es un confeso "fundamentalista cristiano", según sus comentarios en su Facebook y según ha admitido la policía de Oslo. Escribió un manifiesto en el que dejaba patente su islamofobia y racismo. Odiaba a los musulmanes y no estaba de acuerdo con que llegasen a Noruega tantos inmigrantes. Cada uno con sus propias creencias. Disparaba a los jóvenes que le suplicaban. El propio sujeto habría colgado ese mismo día un video en el portal de internet Youtube en el que se alternan homenajes a las cruzadas de la Edad Media. De nuevo, al igual que en las cruzadas se desató el terror. Al igual que en las cruzadas por meras creencias: Yo soy mejor que el resto. ¿Por qué? Porque sí.

Todas las religiones son dañinas. No sólo por el daó directo que causa, sino por no respetar las evidencias, pruebas y duda razonable, y enseñar el valor de algo tan absurdo como el dogma. Todos sabemos el horror que se puede causar "en el nombre de Alá", todos sabemos, en el fondo aunque lo ignoremos, que el Cristianismo mata. Sin religiones, sin creencias absurdas, esto no pasaría. Muchos afirman que el siglo XX fue un vistazo a cómo sería el mundo sin las religiones: Stalin y Hitler. Sin embargo eso no es cierto. El terrorista de Oslo mató porque sus creencias eran distintas de las de los musulmanes. Hitler nunca dejó de ser cristiano (los cinturones nazis tenían la inscripción "Gott mit uns" [Dios está con nosotros]) y Stalin no mataba en nombre del ateísmo, sino del comunismo y de su propia persona. Ambas meras creencias. Los sistemas de Hitler y Stalin se basaban en: "Nosotros" somos mejores que "ellos"/Nuestro sistema económico es mejor que el de ellos. Eso también son creencias.

Sam Harris afirma: El peligro de la fe religiosa es que le permite a los humanos normales cosechar los frutos de la locura y considerarlos sagrados. Porque a cada nueva generación de niños le es enseñado que las proposiciones religiosas no necesitan tener justificación en la forma en que están obligadas todas las otras proposiciones. La civilización todavía está sitiada por los ejércitos de los que son completamente contrarios a la naturaleza, a la razón o al sentido común. Nosotros estamos; aún ahora, matándonos debido a una literatura de la antigüedad. ¿Quién hubiera pensado que algo tan trágicamente absurdo pudiera ser posible? En contraste, ¿Por qué iría alguien a la guerra para favorecer una ausencia de creencias?

Sinceramente pienso que la ciencia y la ética pueden evitar eso. La ciencia nos enseña a no fiarnos de nada, a considerar todo hipótesis que hay que ir confirmando mediante pruebas empíricas y lógicas. Una cosa se puede llamar "cierta" cuando tiene muchas evidencias que la respalden. El método científico nos enseña a que cuando alguien nos diga algo que parezca importante pensemos si esa es una de esas cosas que la gente suele creer basándose en evidencias o si es una de esas cosas que la gente cree por creer, porque si. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI todavía ocurra esto? Hay que abrir una profunda reflexión.

ENLACES:
BIBLIOGRAFÍA:
  • Dawkins, Richard. El Espejismo de Dios.
  • Dawkins, Richard. El Capellán del Diablo.
  • Eslava-Galán, J. El Catolicismo Explicado a las ovejas.
  • Harris, Sam. El Fin de la Fe.

6 comentarios:

  1. Un comentario: los primeros cristianos NO eran ni fueron perseguidos. Eso es una mentira que los cristianos se han inventado (raro, ¿no?) para ganarse simpatías al decir que eran perseguidos (algo que a pesar de que fue mentira, no tuvieron en cuenta a la hora de perseguir a los demás).

    ¿Que se condenó a muchos de los primeros cristianos?

    Sí, porque cometieron delitos. Por ejemplo ir a los templos ajenos y atacar las imágenes de otros ritos. Eran terroristas del primer siglo, una especie de Al-Qaeda. Darle continuidad a ese mito de la persecución de los primeros cristianos sería como ayudar a lavarle el nombre a la secta de Bin Laden.

    Los romanos respetaban la libertad religiosa (entendida como que cada quién pudiera creer lo que quisiera y no como excusas para saltarse la ley) y no fue distinto su trato a los cristianos que a los seguidores de otras supersticiones.

    Al respecto: http://bit.ly/qaJh2F

    ResponderEliminar
  2. Algo... Podemos separar al cristianismo del catolicismo porque es una mala costumbre nuestra, pero entonces también deberíamos mencionar que los protestantes se llevaron muchas vidas también.

    De otra forma pareciera que sólo los católicos han cometido barbaries y les damos alas a las tantas ramas que de ellos han salido a lo largo de la historia.


    Saludos!

    Buen blog.

    ResponderEliminar
  3. El primer comentario tiene toda la razón.

    El autor además se equivoca con Stalin. Lo que haya dicho es irrelevante, lo relevante es qué inspira la matanza (en el caso de los fundamentalistas, la religión) y en su caso no fue "el comunismo" sino sus ambiciones de poder personal (aunque muchos no lo quieran reconocer, la gran mayoría de víctimas de Stalin eran marxistas).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es obvio que muchos han matado en el nombre de Dios. Pero da igual que se deje de abusar del nombre de Dios para que machaquemos al otro. El siglo XX de Occidente no mató en nombre de ningún dios y trajo consigo grandes genocidios, totalitarismos, guerras mundiales, terrorismo... etc. ¡La mayoría de los que asesinan y violan hoy en nuestras calles no creen que haya un Dios al que un día rendir cuentas! ¿Y qué? ¿Hace esto culpable al ateismo? (si uso la misma "lógica" de algunos podría decir que sí) Pero tampoco, igual que tú no eres culpable si yo mato en tu nombre. Dicho esto, Cristo es la base de la No violencia actual.
    Algunos conocemos a docenas de personas que han dejado de delinquir tras su encuentro personal con el Jesús del evangelio, no con quien abusa en su nombre. Es un hecho, aunque nadie es perfecto. Todos somos “muy buenos” (o al menos eso nos creemos) cuando no nos falta el pan o estamos bien. El problema lo tenemos dentro de nosotros, en nuestra condición egocéntrica (como Punset bien explicó en Redes). Por esta razón tan realista dice La Biblia que todos somos pecadores. El punto del cristianismo es que ninguno somos realmente buenos (unos menos que otros) y que sólo Dios puede perdonarnos. Si alguien quiere pensar más: http://www.delirante.org/mitos_de_hoy-3-172.html
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. El cristianismo se fundamenta en el evangelio de Jesucristo no en el grado de persecución recibido. Su mensaje era de no violencia y por eso es irracional criticar el cristianismo por lo que cualquiera hace en su nombre ¡La mayoría de los que asesinan y violan hoy en nuestras calles no creen que haya un Dios al que un día rendir cuentas! ¿Y qué? ¿Hace esto culpable al ateismo? Tampoco.

    ResponderEliminar
  6. Agradezco a David Osorio y a Iboo sus comentarios, que aseguro tendré en cuenta en el futuro. Especialmente agradezco a David Osorio que me haya puesto el vídeo, que me llevó a leer "Tratado sobre la tolerancia" de Voltaire. Gracias.

    ResponderEliminar