9 de mayo de 2011

Receta para extraer ADN

El ADN o DNA, esa molécula casi omnipresente en muchas informaciones científicas que vemos o leemos todos los días, es la base de la vida. Este Ácido Desoxirribonucleico, junto con todos los ARNs, los mecanismos genéticos de la traducción, las proteínas, etc. permiten la vida de la más primitiva forma de vida hasta un ser humano. Para observar su estructura (la archiconocida α-hélice) son necesarios complejos aparatos. Sin embargo, podemos ver fibras de ADN en nuestra casa de un modo bastante sencillo, siguiendo la siguiente receta:

Material necesario:
  • Detergente Líquido.
  • Una muestra que contenga ADN. Para ello cogemos un taza de guisantes.
  • Proteasas (Enzimas que digieren las proteínas). Se obtienen de “Ablandador de Carne” (Es bastante difícil de encontrar, aunque se puede comprar en El Corte Inglés y otros centros similares). Puede servir zumo de Papaya, que también contiene proteasas, aunque es menos efectivo.
  • Alcohol 96º
  • Tubo de ensayo o un recipiente similar.
  • Una batidora.
  • Agua.
  • Sal.
Procedimiento

Vertimos en el vaso de una batidora una taza de guisantes, una pizca de sal y el doble de agua que de guisantes. Lo batimos bastante tiempo, hasta que se forme una papilla. Cuanto más fina sea la papilla mejor.
Los guisantes contienen las células vegetales de las cuales extraeremos el ADN. La sal hace que la solución sea isotónica, impidiendo que la célula se arruge hasta llegar a romperese (plasmólisis) o que esplote (hemólisis).

Filtrado y separación de las membranas

Añadimos 1/6 de detergente líquido. Agitamos el vaso y lo dejamos reposar 10 minutos. Tras ese tiempo trasladamos la muestra a un tubo de ensayo (o recipiente similar) llenándolo hasta 1/3 de su capacidad.

Separación de proteínas

En la muestra existen proteínas unidas al ADN. Estas proteínas tienen que ser separadas para que podamos observar el ADN. Para ello echamos un poco de Ablandador de Carne en el tubo de ensayo (sirve también la papaya). Agitamos muy suavemente.

Inclinamos el tubo y lentamente echamos alcohol de modo que se mezcle lo menos posible con la muestra. Así hacemos que se forme una capa diferente es la parte superior, debido a que el ADN tiene más afinidad con el alcohol que con el resto de la solución.

El ADN pasa al alcohol (fase orgánica) mientras que las proteínas y lípidos quedan en la parte inferior al alcohol (fase acuosa). Ahora ya se debería poder ver el ADN que adquiere forma de hilos blancos en la fase orgánica.
Fibras de ADN

Yo lo he hecho con el ablandador de carne y funciona, incluso pude coger las fibras de ADN con un palillo. Si alguien se anima a hacerlo (que espero que si) por favor que cuente su experiencia en los comentarios.

ENLACES: